Calificación del usuario: 5  / 5

Estrellas activasEstrellas activasEstrellas activasEstrellas activasEstrellas activas
 

La palabra Mer-Ka-Ba está compuesta de tres palabras más pequeñas: Mer, Ka y Ba. Estas palabras, provienen del Egipto antiguo.

  • “Mer” hace referencia a dos campos contra rotatorios de luz girando en el mismo espacio. Estos campos son generados cuando una persona realiza unos patrones de respiración específicos.
  • “Ka” se refiere al espíritu individual de una persona.
  • “Ba” se refiere a la interpretación del espíritu de su realidad particular. En la realidad humana Ba se define generalmente como el cuerpo o la realidad física. En otras realidades en donde los espíritus no tienen cuerpos, Ba se refiere a sus conceptos o a su interpretación de la realidad en el reino en donde ellos existen.
  • merka1

Merkaba aparece en la Biblia en Ezequiel, primer versículo, como una carroza de cuatro ruedas que es manejada por cuatro querubines, de los cuales cada uno posee cuatro alas y cuatro cabezas, de león, de hombre, de buey y de águila. La merkaba es nuestra puerta de conexión con el universo y otras dimensiones.

De esta forma podemos decir que el Mer-Ka-Ba es un campo contra rotatorio de luz, generado por la rotación de formas geométricas específicas, que afecta simultáneamente a nuestro espíritu y a nuestro cuerpo. Es un vehículo que puede ayudar a la mente, al cuerpo y al espíritu, a acceder y a experimentar otros planos de realidad o potenciales de vida. De hecho, el Mer-Ka-Ba es mucho más que esto.

El símbolo Merkaba:  Son dos pirámides cruzadas entre sí: se interpreta como la unión entre mente, cuerpo y corazón. Está formado por tres tetraedros estrellas que están entrecruzados y enlazados entre sí, pero que al mirarlos se ven como una sola forma completa.  Cada uno de los tetraedros estrella tiene su propia dirección de movimiento y calificación:

Yantra y su geometría como lenguaje universal, como complemento de los sonidos primordiales.

Mantras permite evolucionar espiritualmente en cualquiera que sea nuestra lengua, raza o credo.

La intersección de dos formas geométricas (líneas, círculos, triángulos, etc.) representa las fuerzas que son incluso más intenso que los generados por formas simples. Tal interpenetración indica un alto nivel en la interacción dinámica de la energía corresponsales. Los espacios vacíos generados por tales combinaciones se describen como campos operacionales - muy eficientes - las fuerzas que emanan del punto de centro de la Yantra. Por eso, muchas veces, se puede encontrar  

El triángulo (trikona) femenina es el símbolo de Shakti, la energía femenina o aspecto de las mujeres de la creación. El triángulo que apunta hacia abajo representa el yoni, el órgano sexual femenino y el símbolo de la fuente última del universo, también simboliza el elemento agua, que siempre tiende a ocupar la posición más baja. Este triángulo se conoce como SHAKTI KONA.

 El triángulo apuntando hacia arriba significa la aspiración espiritual intensa, la sublimación de la naturaleza de los planes más sutiles y simboliza el elemento del fuego (Agni tattva).  El fuego siempre está orientado hacia arriba, por lo que es la correlación con el triángulo hacia arriba - Shiva Kona.

La estrella de 6 puntas - Shatkona : la combinación típica menudo se encuentran en la estructura gráfica de un yantra es la superposición de dos triángulos, uno apuntando hacia arriba y la otra hacia abajo, formando una estrella de seis puntas (Shatkona), también conocido como la estrella de David o hexagrama. Esta forma representa simbólicamente la unión de Purusha y Prakriti o Shiva-Shakti, sin la cual no puede haber creación.

  • El primero es femenino y gira en la misma dirección que las agujas del reloj.
  • El segundo, el masculino, gira en el sentido contrario de las agujas del reloj.
  • El último se mantiene estable y no gira.
  • merca3

Es un campo de energía que se encuentra alrededor de nuestro cuerpo físico, que actúa con nuestra energía vital y que fundamentalmente nos conecta con el magnetismo que mantiene el equilibrio en el planeta Tierra y por lo tanto nos mantiene a nosotros en equilibrio con ella. Hoy en día este campo electromagnético que está alrededor nuestro, está inactivo o con un movimiento muy lento por lo que sentimos claramente ese desequilibrio en nuestra vida y nuestra interacción con el mundo y las personas.

El campo magnético de la Tierra está sufriendo alteraciones de diferente índole; entre ellas, está afectado por el ciclo natural de precesión de los equinoccios, por explosiones solares, la rotación más lenta del planeta, los cambios climáticos y esto a su vez crea alteraciones en los patrones de conducta, de pensamiento, de comportamiento y de sentido de vida para todos nosotros.

Por ejemplo: nos encontramos con personas con las cuales nos sentimos totalmente a gusto como si las conociéramos de toda la vida. Otras personas salen abruptamente o muy rápidamente de nuestro entorno.

Se crean relaciones afectivas con una persona que tiene una energía muy similar a la nuestra, nos entendemos enseguida, o al revés, las antiguas relaciones se deshacen de la noche a la mañana.

Hay un evidente cambio en el patrón de sueños tales como; sueños recurrentes, sueños vívidos, sueños que podemos seguir de una noche a la otra, sueños que persisten durante el día y sueños premonitorios, entre otros.

Hay sincronicidad en las cosas de nuestra vida. Las personas justas y la solución adecuada para un problema aparecen de la nada. No entendemos muy bien cómo se organiza nuestra vida, pero se organiza.

Tenemos variadas sensaciones físicas, entre ellas; electricidad en el cuerpo, sensación de hormigueo, dolores de cabeza, de huesos, cansancio y sueño. Taquicardia, nauseas, fiebres, resfríos, cambios en la temperatura del cuerpo.

En el área psicológica hay síntomas como: síndrome de pánico, falta de sentido de vida, necesidad de estar solos, quedarse mirando el vacío, necesidad de ser confortado, miedo, depresión, agresión, irritabilidad. Sentirse perdido, extraño, perder la dirección en la calle, olvidarse donde uno deja las cosas o de lo que uno iba a decir. Sentimos confusión, estamos alterados, confundidos, el tiempo se nos pasa volando y sentimos que no encajamos en el calendario y los horarios.

Esto cambia completamente cuando ponemos en actividad este campo electromagnético nuestro.

Esta técnica o ejercicios, que es re descubierta y también encontrada en tumbas y monumentos muy antiguos hace más de una década nos llega en un momento histórico porque nos permite interactuar entre la 3D y 5D dimensión.

Esto significa lo siguiente: Nosotros vivimos y nos manejamos en un mundo tridimensional pero la Tierra en su proceso de cambio de ciclo (precesión de los equinoccios) está haciendo esta transición dimensional que, entre otras, produce el debilitamiento del campo magnético terrestre.

Esto produce la sensación de caminar entre dos mundos. Uno conocido, pero que parece no funcionar más ya que sus códigos están totalmente colapsados y otro mundo nuevo que presentimos está ahí, pero que no sabemos cómo situarnos en él.

Interactuamos en dos dimensiones y la única forma conocida, al menos por ahora, es la de poner en su movimiento de giro este campo electromagnético y restituirle su movimiento real.

Con ello nos sintonizamos con el campo electromagnético de la Tierra ya que la Tierra y nosotros, funcionamos en sintonía. La falta de esa sintonía nos produce todas estas perturbaciones arriba mencionadas.

Ambos, la Tierra y nosotros, tenemos un campo eléctrico (energía vital) y otro magnético. La Tierra reordena por sí misma su campo eléctrico y magnético; nosotros, en este momento, debemos hacerlo mediante estos ejercicios hasta que se mantenga activo por sí mismo en un corto plazo de tiempo.

El resultado de estos ejercicios, además nos quita el stress, devuelve claridad a la mente, armoniza ambos hemisferios cerebrales de manera tal que nuestra percepción del medio ambiente se armoniza, podemos enfrentar mejor y con mucha más serenidad la vida diaria, nos quita ansiedades, fobias y miedos, regula el sueño, genera un balance entre la mente y las emociones y en consecuencia el retorno al normal estado de salud.

Esta técnica o ejercicios tienen un efecto sorprendente y produce cambios muy importantes en casos psiquiátricos, fotofobia, insomnio, neuralgias, trastornos de conducta en adolescentes, familias con niños problemas, es excelente para las mujeres embarazadas, personas con ciertos tipos de virus que afectan el sistema inmunológico, entre otros muchos más.

Todo esto sin duda alguna, a su vez mejora nuestra calidad de vida conectándonos con nuestros potenciales de conciencia; restituyendo el acceso a la memoria de todas nuestras posibilidades mentales, psicológicas y físicas y genera un profundo contacto con esa parte que llamamos “sabiduría interna”.

Produce el restablecimiento psicofísico; lo que también tiene como resultado la mejora, cuando no la cura, de enfermedades. Armonía = Salud.

Es una técnica sencilla y se practica regularmente durante un período de tiempo que varía entre 5 a 6 meses hasta que este campo retorne a su estado de actividad normal y podamos volver a funcionar como individuos plenos en un mundo de cambios y en una transición más que evidente en otras palabras: La Merkaba es un campo de energía que existe alrededor de la persona que está en un espacio de amor incondicional. Cuando la Merkaba esta activada alrededor del cuerpo, es posible estar en completa protección. Generada por el Amor del Universo. La traducción literal de la palabra Merkaba en idioma Kabalistico significa "Carruaje o Vehículo de Luz"

Las meditaciones de Merkaba facilitan el crecimiento espiritual y la activación profunda de energía lumínica. Ayudan a dar balance a todos Chakras, y conducen hacia una sincronización completa del cerebro. Las técnicas Sagradas Merkaba son poderosos ejercicios espirituales que rápidamente expanden la conciencia y aceleran la evolución espiritual de cualquier persona.

Las enseñanzas de la Merkaba se basan en Geometría Sagrada neutralizando la naturaleza de duda del cerebro izquierdo. La meditación Merkaba nos enseña técnicas de respiración pranica que trae Energía de Fuerza de Vida directamente al cuerpo. Esto tiene como beneficio que cada una de las células del cuerpo se renueve constantemente y se logre una calidad de vida óptima.

El activar la Merkaba alrededor de nosotros nos permite aprender a trabajar con nuestros campos de energía y alinearnos con la Fuente de Luz, creando un espacio sagrado.

Merkaba incorpora varias técnicas de meditación profunda que amplifica la energía del corazón, elevando la energía del cuerpo físico, mental, y emocional. Nos da la habilidad para sintonizarnos a más altas frecuencias y accesar información de los seres de Luz elevada, Maestros, Guías, Ángeles.

También nos habilita para detectar energías sutiles negativas que no pueden resonar dentro de las frecuencias armónicas como el miedo, enojo, duda, ira, coraje, odio.

La activación de los campos de Merkaba nos ayuda a un notable cambio de enfoque de la conciencia, ya estar conscientes de otros niveles de realidad. Estos ejercicios espirituales los utilizaban las antiguas escuelas Místicas de Lemuria, Atlantis, Egipto y otros, para purificarse y expander su entendimiento.

Solamente a los iniciados de las escuelas místicas que les impartían las técnicas de Activación de Merkaba Sagrada. Ahora estos conocimientos se abren a todos aquellos en busca de la Verdad, con un corazón puro, y un espíritu humilde. La sabiduría está al alcance de todos los que puedan ver con su alma y escuchar con su corazón.

LA MEDITACIÓN MERKABA

  1. Buscamos una postura cómoda, a ser posible sentado y no tumbado. Ponga las manos juntas realizando  cualquier mudra con el que quiera sentirse cómodo.
  2. mjnana shakti mudra mudra triangular
  3. Mantenemos los ojos abiertos sin pestañear, focalizando toda nuestra atención en un punto. Cuando consideremos podemos cerrar los ojos.
  4. Empezamos a realizar respiraciones. Concentramos toda nuestra intención en la respiración. Cogemos aire llenamos el abdomen y expulsamos el aire por la boca. La expiración o expulsión del aire la vamos haciendo un poco más larga que cuando cogemos el aire. Reducimos nuestro ritmo respiratorio, tanto como nos sea posible. Aalgunos realizan intercambiando el toque el pulgar con los otros dedos en respiraciones, inhala contando de 1 a 7 y exhala de 1 a 7 y van cambiando de conexíon de dedos.
  5. Visualizamos nuestra Merkaba, nuestra estrella tetraédrica, en el centro de nuestro pecho. Una de forma vertical y otra invertida.
  6. Imaginamos que nuestra estrella empieza a girar, lentamente. Inhalamos, y visualizamos el aire que ingresa a nuestro cuerpo, viaja hasta nuestro pecho e ingresa a la estrella; al hacerlo, aumenta un poco la velocidad con que gira nuestra Merkaba.
  7. Continuamos respirando, visualizando cómo nuestra Merkaba gira a una velocidad cada vez más mayor.
  8. merka2
  9. Cuando la Merkaba viaja a una velocidad tan rápida que sus bordes ya no son nítidos y vemos sólo una estela circular, imaginamos que la estrella empieza a crecer, lentamente.
  10. Visualizamos que la estrella continúa creciendo hasta exceder nuestro cuerpo; ya no es una estrella dentro de nuestro pecho, sino que nosotros estamos dentro de la estrella.
  11. merca2
  12. Nuestro Merkaba continúa girando a una velocidad prodigiosa. Visualizamos que del centro de nuestro pecho se enciende una pequeña luz.
  13. Con cada inhalación, la luz va creciendo, expandiéndose en todas direcciones, lentamente, hasta cubrir completamente nuestra Merkaba.
  14. Exhalamos, y al hacerlo, la velocidad con que gira nuestra Merkaba va disminuyendo, muy lentamente, pero la luz blanca que la cubre no pierde intensidad ni tamaño.
  15. Continuamos respirando hasta que nuestra Merkaba se ha detenido. Llevamos nuestra atención a la luz que nos cubre.
  16. Exhalamos, y al hacerlo, nuestra Merkaba va reduciéndose lentamente, hasta regresar a su lugar original en el centro de nuestro pecho.
  17. Llevamos nuestra atención a la respiración. Recuperamos lentamente su ritmo normal.
  18. Escuchamos el silencio y cuando consideremos podemos abrir los ojos.

Este ejercicio para activar el merkaba puede durar un mínimo de 10 minutos y como máximo todo lo que su interior le indique, déjese fluir.

Durante esta meditación pueden llegarnos determinadas imágenes, déjelas que fluyan de manera natural y sin secretos a diferencias del antiguo esoterismo.

La meditación que le hemos indicado es una forma sencilla para activar el merkaba, existen ejercicios más complicados para activarlo, no por ello ni mejor ni peor que los que mencionamos aquí.

A medida que profundice en todo lo que tiene que ver con la merkaba puede variar la meditación que le hemos indicado aquí, o también puede realizar algunas más complicadas,  puede ir cambiando el color de los rayos que indicamos en el punto 7 de la meditación.

Otro variantes que podemos añadir a la meditación merkaba es que cuando hayamos realizado los 10 pasos anteriores, podemos imaginar nuestra aura, que es un campo energético sutil que está por encima de nuestro cuerpo físico, va cambiando de color.

Puede utilizar los colores tradicionales del esoterismo y añadir otros como son el color oro o el dorado, si bien la esencia del merkaba es la total iluminación, por lo que en un momento dado podemos vernos invadidos por una luz blanca muy brillante.

El blanco supone la unión de todos los colores, así por ejemplo dicen que el morado es la esencia del máximo nivel energético, unido a que el verde indica el máximo espectro de la sanación. Al fundir todos los colores en el blanco estamos en el máximo nivel vibracional, la iluminación total.

El blanco es lo inmaculado y en muchas culturas o tendencias esotéricas siempre se ha asociado a un estado de paz, unido a todos los sentimientos nobles que puede generar el ser humano a lo largo de esta vida u otras.

Algunos asocian dentro del esoterismo, que el color del aura puede determinar el estado emocional y salud de una persona. Un aura de color blanco o luminoso indica un buen estado de salud, en cambio un aura de color oscuro indica problemas de salud de la persona.

Terapeutas de la luz indican que la luz o el color blanco estimulan el hemisferio derecho del cerebro, donde dicen que están todas nuestras habilidades no racionales, como puede ser la creatividad o la imaginación, o por qué no decirlo habilidades parapsicológicas como la clarividencia.

PRIMEROS EFECTOS DE ESTA MEDITACIÓN

La meditación Merkaba tradicional incluye una serie de visualizaciones bastante complejas, que deben coordinarse con el ritmo respiratorio; a cada inhalación y exhalación le corresponde una visualización y un mudra particular. Además, implica visualizar rayos de luces de diversos colores, en distintas zonas de la estrella tetraédrica que tenemos en nuestro interior, según el sexo de la persona que medita.

El ejercicio que se presenta aquí es una simplificación de esta técnica. Pero no por ser más sencillo es menos poderoso. El objetivo final, activar el campo energético que rodea nuestro cuerpo físico, se mantiene.

Este campo energético es el aura. Tiene una forma ovalada, rodea nuestro cuerpo y va cambiando de color según nuestros pensamientos, sentimientos y emociones. Originalmente, posee todos los colores del arco iris (roja, naranja, amarillo, verde, azul, violeta, índigo y blanco), a los que se suman tres colores más: dorado, bronce y plateado. Cada color se debe a ciertas emociones y sensaciones. El más puro de todos ellos es el blanco, y es el color que predomina en un aura sana, plena, en armonía con el Ser interior de la persona y la Energía Cósmica superior.

Cuando nuestro vehículo Merkaba interior se activa, produce una luz blanca que llena nuestra aura, la purifica y la colma de energía positiva. El blanco es la suma de todos los demás colores, y por lo tanto es la suma de todos los sentimientos positivos; es algo así como una mezcla de fuerza, alegría, optimismo, amor y serenidad. Un aura blanca potencia nuestra creatividad e imaginación, que son propiedades del hemisferio derecho del cerebro (que también se revitaliza con la activación de nuestra Merkaba interna).

Las personas que disfrutan de un aura blanca poseen una claridad mental muy grande, que les permite llevar una vida tranquila y sencilla, siendo posible para ellos superar cualquier problema que se les presente.

Un aura sana es, además, un seguro de salud física. Si el aura toma un tono blanco es porque el flujo de energía dentro de nuestro cuerpo es fluido. Y cuando la energía recorre cada rincón de nuestro cuerpo libremente, sin bloqueos ni obstáculos, no aparecen enfermedades. De hecho, es muy común que hoy en día los tratamientos de la medicina tradicional sean acompañados por algún tipo de terapia energética que elimine los bloqueos internos que imposibilitan el flujo de energía a través del cuerpo. La Merkaba, que es el medio por el cual podemos mejorar el flujo energético, es entonces un sanador físico, espiritual y psíquico.

Un aura oscura, por el contrario, nos habla de un alma aquejada por la incertidumbre, el dolor o la enfermedad. Y muchas veces, de un alma que sufre de estos tres malestares al mismo tiempo. Cuando el aura es de color marrón, se debe a una personalidad egoísta. Cuando es gris, a que la persona sufre de depresión. Y cuando es de color azufre, nos habla de un alma dominada por la ira.

En pocas palabras: la meditación Merkaba cura nuestra aura. Por lo tanto es una herramienta de sanación espiritual que permite el equilibrio emocional, y al mismo tiempo crea una armadura que nos protege de los embistes de las energías negativas del exterior que quieren ingresar a nuestro cuerpo. Es decir que transforma la energía interna en energía positiva y evita la entrada de toda energía que no sea benéfica.

La Merkaba ha sido desde el inicio de los tiempos un símbolo del amor incondicional. Al purificar nuestra aura, nos permite relacionarnos únicamente desde el amor, dejando de lado los miedos, el recelo, el enojo o cualquier otra emoción negativa. Por eso mismo, existen medallones con forma de Merkaba que algunas personas llevan siempre alrededor de su cuello, como un recordatorio constante del poder de ese vehículo de superación personal que todos poseemos en nuestro interior.

Nuestro vehículo Merkaba pone fin a los vicios espirituales de la vida moderna: nos ayuda a conectarnos con otra realidad, poniendo fin a la obsesión que los hombres occidentales tenemos con lo material. Desarrolla nuestra conciencia, y elimina la envidia, el temor y los celos. Sentimientos negativos que son muy comunes hoy en día, especialmente en los lugares de trabajo.

Add comment

Antes de escribir, le recordamos tener respeto por las creencias de otros lectores y prudencia en el lenguaje.


Security code
Refresh